lunes, 15 de septiembre de 2014

REPARAR EL CABELLO DAÑADO

Especialmente ahora, después del verano, podéis encontrar vuestro cabello deteriorado y sin vida debido a la excesiva exposición al sol y el contacto con el agua de piscinas y mar que lo dañan en profundidad. Pero además, en cualquier otra estación, también deterioramos nuestro pelo por el uso incontrolado que hacemos de secadores, planchas y tintes. Por otro lado, nos alimentamos de forma desastrosa, que también influye de manera muy negativa en su cuidado.


Como ya sabéis, el cabello muestra su deterioro y su resequedad mediante las puntas abiertas, la fragilidad de las hebras, la opacidad y falta de brillo. Un cabello así necesita curarse. Aunque el cabello muy dañado puede ser difícil de reparar, es posible tratarlo y, en algunos casos, se puede restaurar a su estado normal con el tratamiento adecuado.




Por lo tanto, no todo está perdido, es posible que algunos trucos nos permitan recuperarlo devolviéndole su fuerza, brillo y buena apariencia. A continuación os mostramos algunos consejos para solucionar estos problemas de forma sencilla:


1. Intenta, en la medida de lo posible, evitar el uso del secador y de herramientas de calor: alisadores, planchas, rulos calientes, etc. Siempre que los uses, asegúrate de proteger el cabello con sprays diseñados para ello. No comiences a secar el pelo cuando está muy mojado, deja primero que se seque un poco de manera natural.  Aplica el protector antes y un sérum después del secado.



2. Usa el champú de manera adecuada, no más de tres veces a la semana. Moja el cabello bien con agua antes de hacer espuma y masajea la parte más cerca del cuero cabelludo. Usa agua tibia, el agua caliente seca el cuero cabelludo y le quita protección. Un consejo muy útil es usar agua fría la última vez que enjuagues el champú, así sellas la cutícula capilar. Además procura elegir siempre productos que sean fortalecedores o renovadores.







3. Tiñe con moderación. Si no puedes evitar el tener que teñirte, aplícalo sólo en las raíces y luego peina hasta las puntas en los últimos minutos. Usa champú y acondicionador específicos para cabello teñido y así mantener el color más tiempo y reducir la frecuencia de los tintes.






4. Aplica aceites dos veces por semana de largos a puntas, dejando actuar 4 horas y, a continuación lava el cabello con champú. También se puede aplicar el aceite por la noche y lavarlo al día siguiente. Esto te dará un plus de hidratación que agradecerá tu cabello.

Además también puedes alternarlo con la aplicación de mascarillas nutritivas. Puedes comprarlas de buena calidad, pero si no te las puedes permitir, existen preparados caseros a bases de aceite de oliva, miel y/o huevo muy eficaces también. Os dejamos un ejemplo de una mascarilla casera muy eficaz: mezclar 2 cucharadas de aceite de oliva y la yema de un huevo y aplicar la mezcla sobre el cabello húmedo dejando actuar 30 minutos. Se puede repetir este procedimiento una vez por semana y verás los resultados en uno o dos meses.



5. Cortar las partes más deterioradas del cabello antes de iniciar cualquier tratamiento para repararlo. Siempre, además, es conveniente que recortes las puntas frecuentemente, recomendable es una vez al mes. Esto ayudará a eliminar las puntas abiertas, dejará el cabello con un mejor aspecto y estimulará su crecimiento.





 6. Respecto a la alimentación, os decíamos al principio que es fundamental. No sólo debemos prestar atención al cabello en su parte exterior, también debemos cuidarlo desde dentro. Debemos consumir alimentos que contengan los principios activos necesarios para repararlo y cuidarlo, que fortalezcan el cabello y aumenten su densidad y vitalidad.


Aquí os dejamos una tabla con los alimentos más recomendables debido a la composición que tienen:



ALIMENTOS
COMPOSICIÓN
Carnes, pescados, mariscos, leche, huevos
Proteínas: fundamentales para el restaurar el cabello
Frutas y verduras
Vitaminas A,B,E y minerales
Guisantes, legumbres
Vitaminas B1, C
Frutos secos (almendras, cacahuetes, nueces …)
Zinc, Selenio y Vitamina C
Huevo, hígado, levadura de cerveza
Biotina
Verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, brócoli, lechuga…)
Fibra, hierro, magnesio, zinc, vitaminas
Pescado azul
Omega 3, hierro, vitamina B12
Semillas de girasol
Ácidos grasos



¿Cómo tenéis vuestro cabello después del verano?
¿Os animáis a seguir nuestros consejos?

Esperamos que sí

¡¡¡ FELIZ SEMANA !!!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://www.facebook.com/pages/Mariposas-en-la-Moda/398396476865331?ref=hl