lunes, 24 de noviembre de 2014

CUIDAR MANOS Y UÑAS EN INVIERNO


Con la llegada del invierno nuestras manos y uñas se resienten mucho. El frío, el aire y las calefacciones hacen que se resequen y se deterioren. Todo el mundo coincide en que unas manos bien cuidadas causan una muy buena impresión, por lo que hoy os damos unos pequeños consejos que os servirán para conseguirlo.



La base de todo la encontramos en la alimentación. Hemos repetido en numerosas ocasiones que “eres lo que comes”, pues para lucir unas manos y uñas impecables es necesario consumir de dos a tres piezas de frutas diarias, así como vegetales crudos, en ensaladas, que nos van a aportar multitud de vitaminas y minerales necesarios. Además, es fundamental beber de 1,5 a 2 litros de agua para mantener una correcta hidratación de la piel.







Si vas a usar productos irritantes (lavavajillas, limpiadores, desengrasantes) te recomendamos el uso de guantes que protejan tu piel y uñas de las sustancias tóxicas que poseen. Y siempre, después de su uso, lavar las manos con un jabón neutro y secar bien, prestando especial atención a las uñas. A continuación usar una crema específica de manos y uñas que nos rehidrate de toda esta exposición que hemos tenido a productos perjudiciales.






No podemos olvidar exfoliar nuestras manos con cierta frecuencia, una vez a la semana podría ser suficiente. De esta manera conseguimos eliminar las células muertas y así, las manos, lucirán jóvenes y frescas. Podemos elaborar un maravilloso exfoliante natural mezclando una cucharada de miel, media de azúcar y una cucharada de tu crema hidratante habitual. Mezcla todo muy bien y aplícalo durante 5 minutos, ya verás qué fantásticos resultados.






Respecto a las uñas, igualmente deben estar fuertes y sanas. Hay que mantenerlas limpias e hidratar la cutícula, para ello existen numerosos preparados que en forma de cremas o aceites. La cutícula protege la uña en la zona en la que nace y no es muy recomendable cortarla. Puedes ablandarla y retirarla hacia atrás con un palito de naranjo.






Cuando tenemos uñas débiles o quebradizas debemos intentar paliar el problema. Muchas pueden ser las causas, pero una fundamental es la alimentación, como hemos dicho anteriormente. La falta de vitaminas y minerales necesarios para su correcto crecimiento dan como resultado uñas muy finas y con poca resistencia.  Mientras que tratamos la causa del problema debemos mantener las uñas cortas y limpias. Limarlas con cuidado y prestar especial atención a que no se abran en capas y se rompan. Podemos tomar un complejo vitamínico especial para uñas durante al menos 3 meses, pero si la causa es otra, debemos consultar a un especialista que nos diagnostique y nos prescriba lo necesario para ello.






Por último, la estética es muy importante. Una vez que nuestras uñas estén sanas, limpias, hidratadas y cuidadas, elegimos con sumo cuidado qué tipo de manicura queremos llevar. Ya os hablamos en un post sobre las manicuras para primavera-verano (pinchar aquí), ahora toca decantarnos por tonos adecuados a la nueva estación: nude, púrpura, azul Klein, negro, marrón,  burdeos o el siempre elegante rojo.





























¿Qué color te gusta más?

¿Cuidas tus uñas como es debido?

Si no, anímate y sigue nuestros sencillos consejos,
 verás estupendos resultados

¡¡¡A disfrutar la semana!!!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
http://www.facebook.com/pages/Mariposas-en-la-Moda/398396476865331?ref=hl